16 mayo, 2016
/
by juan
/ /
Comments Closed

Minimalismo en Arquitectura: “menos es más”

Minimalismo en Arquitectura: “menos es más”

La arquitectura minimalista  tiene como lema reducir la expresión material a lo  esencial, y se destaca por el uso de formas geométricas realizadas con simpleza y precisión.  Lo que define este estilo arquitectónico en un concepto es la palabra “limpieza”.  Para el minimalismo todos los elementos deben combinar y formar una unidad: de ahí el precepto minimalista de que “todo es parte de todo”.

Esta tendencia arquitectónica, surge en Nueva York a fines de los años  60´y alcanza su madurez en los 80´, pero sus orígenes están anclados en Europa con la obra,  el pabellón de Alemania en Barcelona de 1930,  del arquitecto alemán devenido norteamericano, Ludwig Mies Van Der Rohe.  

Se le atribuye a Van Der Rohe la frase “menos es más” la cual justamente refleja el concepto minimalista de poder hacer más con menos.

La arquitectura minimalista  impone además de la simplicidad de las formas, el empleo de materiales neutros utilizados de la forma más pura posible.  Se imponen las texturas simples  y los colores monocromáticos en suelos, techos y paredes (en particular el color blanco y todos los matices que nos da su espectro). Al final son los accesorios los que le dan un toque de color al espacio.

Los materiales son un punto clave del minimalismo. En la ambientación minimalista se utilizan la madera, cemento , vidrio, acero y piedra,  principalmente en estado natural. Es decir, mínimamente manipuladas. Siempre se busca crear contrastes mediante la alternancia de estos materiales y el empleo de diferentes texturas.

Lo puedes leer en menos de 5 minutos …

El relato a través de la arquitectura: Soto de Moura y su “Casa das historias Paula Rego

La pintora portuguesa Paula Rego, escogió a Soto de Moura (1952) como arquitecto para su museo, invitándole a que su arquitectura estuviese a tono con la idea de “contar” que transmite su obra pictórica –de ahí el nombre-  y  que el edificio fuese a la vez divertido y vivo pero también un poco travieso.

La “Casa das Historias”   tiene una fuerte identidad y una silueta única: impacta  con sus formas de hormigón de un exótico e intenso color rojo tierra que contrasta fuertemente con el espacio verde que lo rodea.

Un sendero de mármol gris, se hace camino entre los árboles y en un ángulo de 45° entra al edificio. Lo que más llama la atención en la construcción son las dos torres en forma de pirámide cuya función solo se entiende una vez que uno llega al vestíbulo el cual da acceso inmediato a las galerías de exhibición así como también al auditorio, al café del patio y a la tienda.  

Las pirámides contienen la tienda y el café y tal vez es un poco irónico que en un edificio dedicado al arte,  estas dos actividades ocupen un espacio de tanta preeminencia.  En  ambas torres la sensación espacial es disparadora de emociones, ya que las paredes de forma piramidal finalmente convergen en un pequeño tragaluz cuadrado, a modo de parche de luz. Esta peculiar integración de la luz al espacio arquitectónico típica de los arquitectos minimalistas se manifiesta asimismo en otros espacios de la Casa das Historias, como puede ser el volumen que sobresale a 45° en la esquina noroeste del edificio. Con un techo más bajo que el local adyacente, este espacio ya íntimo se convierte en algo aún más personal con una pared que contiene una pequeña ventana cuadrada que enmarca un árbol del jardín. Y es que Soto de Moura al igual que los demás arquitectos que se inscriben en la corriente minimalista, se caracteriza por  integrar la luz exterior a la obra arquitectónica desde lugares inesperados como forma de generar una sinergia entre la obra y su entorno.

Proyecto: CASA DAS HISTORIAS PAULA REGO.

Arquitecto:  Eduardo Soto de Moura.minimalismo-soto-de-moura-cas

Estudio de Arquitectura: Souto Moura Arquitectos.

Equipo del proyecto: Sergio Koch, Ricardo Prata, Bernardo Monteiro, Diogo Guimarães, Junko Imamura, Kirstin Schätzel, Manuel Vasconcelos, Maria Luís Barros, Pedro G. Oliveira, Rita Alves, Sofia Torres Pereira, Susana Monteiro.

Ingeniería estructural y mecánica: AFA Consult.

Lugar: Av. da República 300, 2765 Cascais, Portugal.

Año: 2008.

Tamaño:  750,0 m2.

Méritos: Premio Secil de Arquitectura 2010.

Fotografía: Casa das Histórias

El arquitecto como intérprete de la vocación del espacio: Tadao Ando y su Okusu House

Los occidentales están acostumbrados a considerar al hombre como el sujeto y a la naturaleza como el objeto, mientras que los orientales ven un continuo entre el hombre y la naturaleza.  Esa noción de continuo es la que rescata el minimalismo y se  refleja sin dudas en la obra de Tadao Ando (1941), arquitecto Japonés autodidacta, admirador de Frank Lloyd Wright y Le Corbusier. Al igual que Eduardo Souto, se preocupa por integrar interiores y exteriores que se conciben como un todo indivisible y se nutre del sintoísmo, una antigua religión japonesa que entiende que la divinidad esté presente en los objetos inanimados, y por ende, que en el espacio físico susceptible de ser alterado por el trabajo arquitectónico tiene una volición, una vocación de convertirse en algo específico.  Para Ando,  esto implica una responsabilidad y por ende, la necesidad de descubrir el “sinto”, o sea, lo que el sitio está buscando para sí. Ando habla de “lógica transparente” que involucra una profunda consideración de los requerimientos funcionales –y no solo estéticos de cada proyecto-.

Siguiendo los lineamientos del precursor del minimalismo Mies van der Rohe,   Ando utiliza formas geométricas  ya que entiende que “activan” lo que ya está en el lugar y selecciona a los materiales de su obra como forma de potenciar la expresividad de la misma. Suele utilizar hormigón armado y combinarlo con madera y piedra natural, un material que desde niño le fascina y que desde joven aprendió a trabajar. Su motivación para usar hormigón tiene que ver también con el uso de la luz, ya que encuentra que este material se potencia con ésta y así es que utiliza la luz (y la sombra)  de forma escenográfica.

Además del uso de la luz otro denominador común a toda su obra es su forma de integrar a lo contemporáneo la historia y la tradición siendo un ejemplo de esto su Casa Okusu  donde al ingreso encontramos una clara referencia al  “tori”,  un portal de madera realizado con dos montantes verticales atravesados por un travesaño horizontal que tradicionalmente señala el inicio del área sacra  de un templo.

La Casa Oksu revela además su particular forma de utilizar el espacio y la geometría, en la cual los ambientes y en especial los pasillos se organizan de forma compleja pero generando un efecto de aparente simplicidad.

Al tiempo que la geometría determina la construcción, deja que la naturaleza se infiltre. Por eso al igual que Souto, abre ventanas en lugares inesperados e integra de manera premeditada la luz y el espacio exterior a sus obras. Es que en el fondo, Ando piensa que la arquitectura es un medio para que la naturaleza se exprese y no a la inversa.

 

Proyecto:  CASA OKUSU

Arquitecto: Tadao Ando 

Estudio de Arquitectura: Ando Associates

Lugar: Seta­gaya, Tokio.  

Año: 1978

imágenes: Archi spfb

Espadas de luz en la Stone House de John Pawson

John Pawson  (1949), al igual que  Ando no es formalmente un arquitecto si bien es considerado como tal y  su obra, es la que más ajustadamente se ciñe a las características de la arquitectura minimalista.  Aunque Londinense, es también seguidor de la tradición japonesa.  Para Pawson, el minimalismo es la cualidad que posee un edificio cuando cada componente ha sido reducido a su esencia. De hecho, y como parte de su formación John Pawson vivió en un monasterio durante un tiempo,  con el fin de percibir la esencia de la vida despojada de elementos innecesarios tal y como reza la consigna minimalista.

Al igual que Ando y los demás minimalistas, se obsesiona con la luz y su interacción con el espacio arquitectónico en su función integradora de lo externo y lo interno en un continuo.  Su instalación Casa de Piedra en Milán, es un claro ejemplo de ésto: si bien desde algún ángulo puede percibirse como una obra simple, ubicada en un jardín interior sobre un sendero diagonal, otras perspectivas revelan incisiones en la sección central y en los vértices que generan hacia el interior una iluminación que cambia al ritmo de la luz solar.  Esto genera también una sensación de “nido”, de protección.   Por la noche, fuentes de luz LED incorporadas a la estructura, transforman estas oberturas en espadas de luz. La luz natural resalta el carácter escultórico de su instalación mientras que la luz artificial –cuya fuente se encuentra hábilmente disimulada en la estructura- le aporta calidez al ambiente,  al tiempo que resalta su monolítica belleza.

Arquitecto: John Pawson

Tipo de obra: instalación

Efectos de iluminación: KKDC

Lugar: Milan, Think Tank Exhibition

Año: 2010

Materiales: piedra natural reciclada 99% y resina natural 1% (Salvatori)

imagenes: John Pawson Site

fotógrafo: Jens Weber

 

 

#LSDnsc

Comments are closed.

Copyright © 2015 Luís Sánchez Díez - Natural Stone Company.

Designed by LGM.